miércoles, 16 de julio de 2014

XXVII Fiesta San Marina El Polvorín - La Bañeza



Nuevo fin de semana trepidante para la escuela con tres frentes abiertos, y los tres de sábado. Doble ración de carreras para los cadetes con el Trofeo San Benito en Igollo de Camargo y el Open Liébana en Potes, esta última perteneciente al calendario del Asturcántabro de BTT. Para los más peques el desplazamiento era a La Bañeza para el  XVII Trofeo Fiesta San Marina El Polvorín. Antes que entremos en faena con la entrada queremos agradecer a la gente del C.D. Ciclista Bañezano, el recibimiento y atenciones hacia los integrantes de la escuela desplazados.

Cerrábamos la entrada anterior con ganas de saber de las venturas y desventuras de los cadetes y Marcos Fernández, el chico del BTT, responde de la siguiente manera. 

OpenLiébana
Por Marcos Fernández
 
 “Esta carrera es una de las más duras que corrí este año, porque además de lo dura que es, hacía un calor horrible, y a mí el calor no me gusta para correr. Sumando esto más el lugar donde se estableció el recorrido (secarral angosto), dio el fatal resultado de lo que se suele llamar “una cagada de carrera”. En la salida tuve mala suerte porque los máster 50 salieron justo delante de nosotros y me frenaron, separándome del grupo de mi categoría (corrimos sólo 5, una pena). Conseguí pillarlos y posicionarme cuarto, al adelantar a un compañero que había caído. Los tres primeros se fueron, quedándome solo ante el peligro, pero el corredor que había caído, me pilló y me adelantó, acabando así la carrera.  Mal día, y eso que era mi cumpleaños!!!!”

¡Como si estuviéramos en un periódico! La crónica de Igollo está en proceso pero no llegó a tiempo. Así que nos quedará para otra entrada.

En La Bañeza todo se puede resumir en nuevas experiencias y no sólo para los chicos desplazados, ya que la labor de dirección le tocaba nuevamente a uno de los becarios, pero esta vez sin compañía de una voz experta. En cuanto a los chicos ésta era la primera experiencia fuera del circuito asturiano de escuelas, de ahí la intriga y las expectativas. Algún que otro chico o chica ya eran conocidos por los nuestros ya que el C.C. León suele desplazar a sus pupilos a tierras asturianas habitualmente, pero la gran mayoría eran desconocidos. La primera sorpresa para la expedición fue el tema de las categorías, pues en la vecina comunidad no dividen tanto las categorías como en Asturias, así que el día constaría de cuatro carreras: Pre-principiantes (Promesas A y B), Principiantes, Alevines e Infantiles.



Las carreras comenzaban con un poco de retraso con el horario previsto, que era para las seis, y cómo no con los más peques. En dicha categoría partía Diego Rodríguez dispuesto a dar dos vueltas al circuito pequeño. Esta vez, para que no hubiera problemas con la bici del crío como en Piedras Blancas (interrogado en Piedras tras la carrera dijo que no fue más rápido porque la bici no tenía gasolina) nos aseguramos bien de echarle gasolina en la misma parrilla de salida. Y sirvió, ¡vaya que sí sirvió! Dieron la salida y en su gesto habitual se levantó rápido mirando a sus rivales, para luego dar un par de pedaladas rápidas y seguras que le colocaban en cabeza del grupo. En la primera vuelta el grupo se estiraba y pasaban los primeros de uno en uno, con Diego en quinta posición y muy centrado en carrera, para la siguiente vuelta fue capaz de mantener la atención en lo que estaba haciendo y mantuvo la posición cómodamente. Terminaba contento, la moto no se había quedado sin gasolina y no tuvo que subir la rampa que esperaba a sus compañeros. Así que, helado y a disfrutar de las carreras de los demás entre juegos.



Para principiantes el circuito se complicaba, pasando ya al grande y a tres vueltas. Tras la salida de la plaza comenzaba una bajada callejeando con curva y contra curva, para llegar a un tramo de bajada más pronunciada y en curva que les llevaban a un repecho del 12%, lo que viene siendo una rampa de garaje, de ahí a meta leve subida y otra vez curva contra curva para entrar en meta sin apenas metros para un sprint. ¿Quiénes? Los de siempre, Selena Barreiro, David Ordiz y Gabriel Caso. Al tener las dos categorías juntas les tocaba ser de los peques de la carrera y esforzarse más aún de lo habitual para seguir el ritmo de los mayores. Los tres se ponían en parrilla tranquilos y sin presión alguna, se centraban en el paso de lista, dándonos una demostración de lo que ya van logrando, pues un par de años atrás se agarrotaban sólo con ponerse en la salida. Con el pitido de salida Selena y David cogían la cabeza de la prueba, Gabriel reaccionaba un poco más lento. Entraban en la bajada con David y Selena entre los cuatro primeros, Gabriel en el mogollón lo hacía en novena posición. Al primer paso por meta el dúo de los Coques, del que tiraba Selena, cedía un poco con los cuatro de cabeza. Pero quien más cedía, lastrado por un despiste matutino pues se había dejado las calas en casa, era Gabriel que pasaba en la decimotercera posición. En el dúo David pasaba a poner un ritmo y se distanciaba de Sele para las siguientes vueltas, pero dicho ritmo no era suficiente, pese a recortar, para dar caza al chico que llevaba delante. Sele pese a descolgarse un poco no cedía mucho y sólo perdía una posición. Gabriel en su línea recuperaba posiciones y llegaba inventándose un sprint por la octava posición, de tener un poco más de recta, ¿quién sabe? Los tres terminaron contentos pues vieron entrar tras ellos a chicos y chicas mayores, el circuito les gustó y se divirtieron.


Samuel Fernández, nuestro Alevín desplazado a la prueba tenía grandes dudas ¿Qué rueda seguir? ¿A quién controlar? ¿Dónde está Adrián? Y doce vueltas al circuito para responderlas. Al igual que los anteriores le tocaba sufrir con galgos más grandes que él, así todo estaba dispuesto a dar guerra. En los primeros metros de la prueba ya cogía la cabeza de la prueba a modo de vigilancia. En la primera vuelta un chico del C.C. León tomaba unos metros de ventaja, siempre con el grupo vigilante. Al entrar en el tercer giro dos chicos más reaccionaban a la entrada en la plaza. La distancia del grupo con los dos chicos, que cerraban el cajón, se mantenía para la siguiente vuelta, pero al paso por meta Samuel pasaba a comandar el grupo e instantes después se lanzaba en su busca. A partir de ese instante y hasta el final de la prueba Samu luchó por recortar la distancia con los de cabeza, rondando siempre los diez segundos. Sólo bien al final cedió un poco en su empuje y la distancia se fue a unos segundos más. Con una cómoda distancia con el perseguidor persistió hasta el final buscando un desfallecimiento del chico que llevaba delante. Al final cuarta posición, pero triunfo en las piernas, un duro entreno persiguiendo, y en la cabeza, pues en el circuito escuelas corre con la calculadora conocedor de las fuerzas y habilidades de sus rivales y en ésta ha tenido que tirar más de intuición y aprender a leer la carrera con otros actores.

Ganas y más ganas, hasta el punto de tener que hablar al chico al oído pidiéndole tranquilidad para un desconocido y pletórico Martín Fernández. El muchacho se presentaba en la salida con la mente hambrienta de sensaciones nuevas y un espíritu desconocido. Daban la salida y se ponía en cabeza del grupo, quería hacer algo grande. Por unas revueltas estuvo bien metido en cabeza, hasta que en un lance involuntario un rival le cerró y se vio retrasado a la cola del grupo. Durante tres vueltas esa fue su posición, siempre bien pegado al resto de participantes. En la cuarta vuelta Martín comenzó a poner mala cara y a ceder unos metros con el grupo y para la siguiente el gesto era aún más marcado, pero seguía manteniendo a duras penas la distancia con el chico que también se había descolgado del grupo. En cabeza empezaban a volar vuelta tras vuelta y para Martín, aquejado de la garganta y  con problemas de respiración, el calvario iba en aumento y no cesó hasta completar las dieciocho vueltas al circuito. Más recuperado minutos después de terminar la prueba recuperaba la sonrisa y disfrutaba al igual que sus compañeros de los últimos juegos antes de partir de regreso. Martín se trae de la expedición el peor resultado en lo deportivo, pero sin duda tiene que quedarse con esas ganas de competición y esas vueltas que se vio metido en el grupo y hambriento por intentar cosas desconocidas para él. Un gran paso para adelante Martín, rodar dentro del pelotón y encima en cabeza.

Como veis no ha habido pódiums, ni falta que hace. Todos se traen su pequeña victoria en la mochila, nuevas experiencias y como no, nuevas amistades.


En los siguientes enlaces podréis echar un ojo a las clasificaciones
Open Liébana (aquí)
Trofeo San Benito (aquí)
XVII Trofeo Fiesta San Marina El Polvorín (aquí)
Y como no, las fotos de los peques, montón de fotos para sólo seis Coques (aquí)


.

jueves, 10 de julio de 2014

I Trofeo Ciclista de Escuelas de Castrillón



El calendario de las escuelas no da tregua y este lunes nos desplazábamos a Piedras Blancas para la celebración del I Trofeo Ciclista de Escuelas de Castrillón, celebrado en las inmediaciones de la calle Gijón. Al ser un día laborable los malabarismos de los adultos para asistir fueron en un principio los protagonistas, como ejemplo la ausencia de nuestra directora de equipo que no podía eludir el trabajo. Segunda prueba de ausencia para ella, la del pasado sábado por el desplazamiento a Jaén con la Federación a los Campeonatos de España de Escolares, pero ausencia cubierta con su “auxiliar” Jose y uno de los becarios. Al día laboral hay que sumar el período vacacional para unos pocos, lo que redujo nuevamente la participación, eso sí, hay algunos peques que rara vez se pierden algún evento.

Como es habitual los primeros en tomar salida en su prueba eran los Promesas B. Éstos  al igual que los Promesas A tenían para disputar casi por completa la calle Gijón, saliendo desde la calle Álamos en dirección a la calle Nuberu. Calle ancha, dos carriles, trazado picando levemente hacia abajo y media calle llena de público. Problemas para la disputa de la prueba ninguno, salvo lidiar cada peque con sus ganas y nervios. Nervios que nuestro muchacho Diego Rodríguez se dejó en casa, pues no hacía más que mirar a sus rivales y a los adultos presentes en la salida con media sonrisa. Dieron la salida, rápidamente se puso de los primeros, sin embargo una mosca, como se suele decir, le distrajo y en apenas unos metros se quedaba en cola de la prueba para sorpresa del padre que no salía del “Venga Diego”, pero el peque estaba en su mundo. Entraba en meta sin tensión mirando a un lado y a otro para ver al público y casi cerrando la prueba. Dieguito aún está sorprendido del jaleo que conllevan las pruebas y un día lo lleva mejor que otro, pero todos terminan con su compinche Pilar en juegos.

Más centrados y con hambre de pódium  tras caerse por poco el sábado de él Llorian Redondo  y Andrea Álvarez, los siguientes Coquitos en tomar la salida. Esta vez la primera fila le tocaba a Llorian. Como viene siendo habitual Asier Fernández (Nava 2000) se ponía en cabeza a las primeras de cambio y el grupo se alargaba tras él. A mitad de prueba Llorian comenzaba a recortarle terreno dejando  atrás a Yeray Fernández (E.C.Viella), que se veía presionado por una Andrea en franca progresión. Se acercaban a meta los dos Coques con la vista puesta en Asier y las piernas a todo meter con afán de recortar y superar al chico, Andrea ya se había merendado al chico del Viella, pero les faltaban unos metros para concluir la labor. Terminaban la prueba los dos crecidos, Llorian por volver al top 3 en el segundo cajón y Andrea por ver más cerca el resurgir de su pedaleo, subiéndose de nuevo al pódium en tercera posición.

Un kilómetro y doscientos metros, vuelta completa al circuito, les esperaba a los Principiantes B donde por fin coincidían nuestros cuatro jinetes. Selena Barreiro, Sergio Magadán, David Ordiz y Gabriel Caso. En esta categoría en lo que se lleva de temporada nuestros campeones han conseguido rascar siempre un pódium por carrera, por eso las esperanzas de volver a ver a otro Coque en pódium crecían en nuestras mentes. Primeros metros de prueba y se ponían a la par en cabeza David y Cristina Menéndez (Asturbike). A Selena y Gabriel les constaba arrancar, pues salían muy trabados, a pesar de ello eran tras sus dos compañeros de prueba los primeros en reaccionar junto a Raúl Rodríguez (C.C.Colloto). Sergio algo más retrasado buscaba sus ruedas como gancho para dar sus primeras pedaladas. Rápidos desaparecían en busca de la calle Álamos. Ya que la vuelta era grande sólo nos quedaba esperar verles aparecer al fondo saliendo de la calle Nubero, tiempo aprovechado para comprobar que Andrea y Llorian pasaban los controles de desarrollos. Cerca de dos minutos y medio y a cuenta gotas  con cómodas diferencias entre ellos empezaron a aparecer en línea de meta los primeros chicos, en cabeza como no, Raúl el Káiser de la categoría, y tras él Cristina seguida de un pletórico David, que nuevamente se subía al cajón. Selena entraba en quinta posición retorciéndose en su esfuerzo buscando la meta desesperadamente. En séptima posición esprintando contra su sombra y sin darse cuenta que ya había entrado en meta seguía  Gabri, buscando mejora cuando ya no había. Unos segundos después entraba con el trabajo bien hecho Sergio a quien le pedimos y aconsejamos el mantra de uno de nuestros becarios “Poco a Poco”.


Cuatro vueltas para los Alevines B y dos jinetes de rojo, Samuel Fernández con ganas de revancha y Guillermo Mesa en busca del puntito que le meta en cabeza al final de la prueba. Primeras dos vueltas de tanteo por parte de todos, donde las miradas de reojo tomaban todo el protagonismo y con nuestros titanes en segunda fila arropándose entre ellos. Entraban en la tercera vuelta y el ritmo crecía sólo por los nervios de los chicos. Subían  la calle Álamos para que nuevamente, al igual que en Grao, Adrián Álvarez (P.C.Manzanillo) meneara el árbol llevándose a rueda a nuestros dos chicos. Con un poco más de calma reaccionaba Sergio Rodríguez (E.C. Santi Pérez), no llegaban a acuerdo y el resto de chicos terminaban por entrar. Volvía la calma por momentos y con ella las miradas entre ellos, llegando en algún tramo de la línea de meta a casi ocupar los dos carriles. Última vuelta y sólo un par de chicos perdían unos metros, por lo que se preveía una entrada en grupo y al sprint. Sin embargo Samuel no estaba de acuerdo y al igual que antes su compañero de fatigas en la entrada a los Álamos tomaba la cabeza e imponía un ritmo más alegre, esto propiciaba que el grupo circulara de uno en uno, Guille seguía en el grupo muy bien colocado en tercera posición. El ritmo que imponía Samuel iba en aumento y en la pequeña bajada por la calle Nuberu ya no existía un grupo. Salían rápidos en busca de la recta final y Samu tenía una cómoda ventaja sobre Adrián, por lo que disponía de tiempo para festejar su triunfo. Guille salía en cuarta posición en busca de la rueda de Sergio, cabía la posibilidad de que remontara, a lo lejos seguíamos el sprint con ganas de ver nuevamente al chico en el pódium, pero no podía remontar esos metros perdidos y tenía que ver como  desde atrás aparecía un tercer actor en escena, Mateo Álvarez (C.C.Colloto), que con más piernas que Guille terminaba por levantarle la posición en los metros finales.

Pese al largo viaje y al fin de semana en Jaén para los nacionales, los seleccionados no quisieron perderse esta prueba y entre ellos una de nuestras chicas Claudia Martínez. La chica se trae en lo deportivo a modo de estadística unos flojos resultados, pero si tenemos en cuenta que apenas lleva medio año de competición en este deporte tan sufrido, en una categoría donde hay chicas que llevan años dándole a los pedales, dejan de ser flojos y se convierten en impresionantes. En carrera en los Campeonatos de España nos cuentan que no tiró nunca la toalla pese a descolgarse del grupo y merced a eso no llegó a ser doblada, por lo que pudo completar de principio a fin la carrera. En lo personal, que a estas edades debería ser lo más importante, nos dice que vuelve encantada con la experiencia, así pues le daremos un “Misión cumplida”.

Retomando el día en cuestión, nuestros chicos instantes antes de tomar la salida buscaban mentalmente su lugar en carrera intentando averiguar cómo saldría la prueba, después de haberse gustado en la pasada carrera. Pese a tener que dar quince vueltas salían quemando el asfalto y ya en la primera vuelta el grupo se reducía a unas once unidades y entre ellos Pablo López. Intentando no perder comba, con no más de tres segundos de desventaja, parecía querer formarse un cuarteto en el que Ronny Almonte viajaba con la vista puesta en el gran grupo. A continuación, un reguero de ciclistas en solitario buscando posición en carrera con un Martín Fernández que perdía cerca de quince segundos con la cola del gran grupo. Claudia pagaba el viaje y la pillaban a contrapié a cola de prueba dejándose ceca de un minuto ya.

Para el siguiente paso las cosas no cambiaban mucho, en el grupo se mantenían las mismas unidades, con Pablo a cola esta vez vigilando la rueda de Fernando González, Ronny persistía en su empeño y seguía cerca esperando un pequeño parón para entrar. Martín comenzaba a entrar en faena totalmente en solitario y como viene siendo habitual con la vista en el horizonte a modo de radar para comenzar su quehacer, cazar y cazar. Claudia seguía perdiendo tiempo con la cabeza, pero su ritmo constante la acercaba a Elena Pérez (E.C. Santi Pérez). En las siguientes vueltas Pablo tensaba un par de veces, pero siempre con la vista puesta en la respuesta de alguien, respuesta que no llegaba y el mero caminar del grupo le recortaba el terreno. Ronny conseguía entrar en el grupo durante un par de vueltas, pero el ritmo hacía que terminara por ceder nuevamente. Martín en progresión, tiraba y tiraba de casta para no rendirse y tras pasar a un compañero de fatigas enseguida buscaba con la vista al siguiente, llegaba incluso a pedir referencias. El caminar de Claudia le llevaba a coger a Elena y por unas vueltas hacían camino juntas.

Llegado este punto las posiciones y las fuerzas se estabilizaban en carrera, pero según se adentraban en la segunda mitad de la prueba Pablo se veía capaz de romper el grupo de cabeza y por dos ocasiones se lanzaba, esta vez con más ganas. La primera ocasión en compañía de Sergio Palacio (Nava 2000) y la segunda en la de Pablo García (P.C.Manzanillo), en ninguna de ellas el grupo permitía coger mucha distancia y reaccionaba rápido, el ritmo mermaba el número de unidades. Detrás los nuestros realizaban un buen trabajo, todos en su medida. El grupo de Martín metía vuelta  a las dos chicas, Elena y Claudia, todos hacían camino durante un giro pero pronto Claudia cedía mientras que Elena se enganchaba a los chicos y poco a poco se distanciaba de nuestra chica. Ronny pasaba por su pequeña bajada  de prestaciones por un breve momento, para recuperarse y volver a la carga con renovadas fuerzas, lo de este chico con el segundo aliento es para enmarcar.

Con el final ya cerca el grupo de cabeza le metía una vuelta al grupo en el que viajaba Martín. Grupo que se desarmaba pues intentaban enganchar a cola de los primeros, acción que sólo Martín conseguía durante dos vueltas, esto le servía  al chico para demostrarse así mismo que con el gran grupo puede rodar siempre que se meta en carrera antes. Ronny con su aliento recuperado, hacía camino y recuperaba posiciones emparejándose con Pelayo Sánchez (P.C.Manzanillo). En cola con tres vueltas perdidas Claudia no era capaz de dar caza a Elena y no paraba de preguntar “¿Cuánto queda?”.  En cabeza Pablo defendía sus opciones, en un grupo en el que reinaba el nerviosismo. A dos vueltas para el final, Pablo y Fernando, muy buenos amigos y grandes rivales en carrera, se deseaban suerte con una palmada en la espalda. Última vuelta y Pablo cruzaba la línea de meta el primero, se santiguaba compulsivamente varias veces, y … ¡atacaba! Ganándose varios “No Pablo, No, Tu No”. Con impaciencia esperábamos verlos aparecer por la última curva, todos estirábamos los cuellos en busca de las siluetas. La primera en aparecer no llegaba a coger la recta y se iba al suelo, tras ella le seguía el triste camino del suelo otra más, las siguientes siluetas libraban como podían a los infortunados chicos y se lanzaban a por la victoria. Entraban Daniel Alcalde seguido de Pablo Uría (E.C. Las Mestas) y Sergio Palacio. Luego a cuenta gotas  entraban más muchachos y no aparecían ni Pablo ni Fernando. No fue difícil llegar a la triste conclusión, eran ellos los que besaban el suelo. Fernando entraba en meta con un muslo quemado por el asfalto, pero al fondo Pablo no aparecía, por un momento nos pusimos en lo peor, pero al verlo aparecer por la acera cojeando y lamentándose de la mala suerte nos tranquilizamos. Unos instantes después entre el revuelo pudimos ver por qué este deporte es tan grande. Los dos chicos se preguntaban entre ellos por las lesiones y tras comentar la jugada firmaban un bonito gesto estrechándose las manos y diciéndose mutuamente “Para la próxima”. 

Con este para la próxima damos por concluida la crónica, próxima que ya esta hay, a la vuelta de la esquina y en la que intentaremos averiguar que es de los cadetes.
En los siguientes enlaces ponemos:
Las clasificaciones (aquí)
Las Fotos como viene siendo habitual en dos partes, parte uno (aquí) y parte dos (aquí), ésta última con más fotos de las habituales no sólo de los Coques.

.

domingo, 6 de julio de 2014

X Trofeo Escuelas Santi Perez



Festivo y caluroso día para la celebración del X Trofeo de Escuelas Santi Pérez. Como en pasadas ediciones la organización a cargo de la Escuela de Ciclismo Santi Pérez repartía vales para una paella para todos los participantes que tras las carreras se animaran a compartir con ellos el día de fiesta. El concepto de fiesta de prao conlleva atracciones para los peques así que de los nuestros pocos fueron los que se quisieron perder el festivo día de juegos con los demás chicos y chicas de otros equipos.


En lo deportivo el día estuvo en gran medida marcado para todas las categorías por el calor. Pero sin duda la categoría de Infantiles se llevaba el premio gordo en cuanto al calor para hacer más difícil las veinte vueltas al circuito. Para la escuela la participación comenzaba con la categoría de los más peques Promesas B, donde Pilar Caso debería haber tomado salida, sin embargo la chica pese a levantarse con ánimos y calentar practicando salidas acompañada por sus “maestros” David Ordiz y Gabriel Caso, cruzó los cables en décimas de segundo y no quiso tomar salida.


Así pues la primera carrera con participación Coque fue la de Promesas A, categoría nuevamente con gran participación de chicos y chicas. Ante tanto participante la norma de uno de cada escuela en primera fila dejaba de los nuestros en primera fila a Andrea Álvarez y a Llorian Redondo en la segunda fila. Andrea en su primera participación este año en carretera salía en su línea, rápida, colocándose al final de la recta ya en cabeza. Llorian sabía reaccionar al tumulto y por un lateral del grupo reaccionaba bien buscando la rueda de Mario García (E.C.Viella). Con una vuelta al circuito Andrea y Llorian entraban en la recta final en un pequeño grupo que disputaba la tercera posición. Sin embargo el trabajo de sus rivales les dejaba a cola del grupo en las posiciones sexta y séptima, la posterior descalificación del tercero les haría subir una posición en carrera. Lectura positiva para los dos chicos, pues Llorian aún bajándose del pódium por primera vez este año en carretera entró en disputa de los cajones, y para Andrea la lectura positiva es que pese a no tener el pedaleo ganador de otras campañas la luz parece verse al final del camino, camino que sin duda pasa por el entreno.


Dos vueltas al circuito pequeño para los Principiantes B y tres Coques en disputa, Selena Barreiro, David Ordiz y Gabriel Caso. Nueva salida rapidísima de David quien parece haber encontrado la fórmula en los primeros metros para ponerse en cabeza carrera tras carrera. Por el contrario Gabriel y Selena eran de los que cerraban el grupo. Ya en la primera vuelta se volvía a repetir la situación de la pasada carrera, grupo destacado con David, Raúl Rodríguez (C.C.Colloto) y Laura Álvarez (P.C.Manzanillo) a los que se sumaba en esta ocasión Cristina Menéndez (Asturbike), y tras ellos un trío liderado por Pablo Rodríguez (P.C.Manzanillo), con Sele y Gabri. En la segunda vuelta el grupo de cabeza no se desarmó hasta el final donde nuevamente Raúl se imponía con unos metros de ventaja sobre sus rivales. El sprint por la segunda plaza era ganado cómodamente por nuestro muchacho. En el trío quien tomaba la voz cantante era Selena seguida de Gabriel. Nuevamente en esta categoría nuestros campeones se mantienen en racha y nos dejan unas buenas sensaciones para el futuro por la entrega que día a día nos demuestran.


Teníamos que esperar una categoría para ver a otros de rojo en carrera ante la ausencia de Lydia Pinto (Principiante A), a quien deseamos desde esta entrada al igual que a los demás chicos y chicas ausentes unas buenas vacaciones. Quien se reincorporaba a la competición tras unas vacaciones era Guillermo Mesa en Alevín B, y con la incógnita de si sería capaz de subir al cajón nuevamente como antes de marchar de vacaciones. Le acompañaba en carrera Samuel Fernández, en busca de otro pódium para la colección. Salida según el guión, Samu en cabeza vigilante y Guille en cola del grupo dejando hacer. Primeras vueltas de tanteo para todos, buscando el acelerón por parte siempre del contrincante con nuestros chicos en la cabeza del grupo con las orejas en punta. Los primeros arreones vinieron de las piernas de Adrián Álvarez (P.C.Manzanillo) a quien en primera o segunda persona siempre respondía Samuel, mientras que Guille reaccionaba con más pausa, “El hombre tranquilo”. Con el paso de la prueba se sumaba a los latigazos Samuel Fernández (E.C.Viella) con los mismos resultados. Por cada arreon el grupo se partía y se unía después tras la llegada de nuestro Samu, y por lógica el grupo se quedaba con menos unidades. Guille siempre se metía a su ritmo, con calma. Llegaba la última vuelta y los dos Samueles y Adrián tomaban unos metros de ventaja, tras ellos Mateo Álvarez (C.C.Colloto) e intentando coger al chico Guille con apenas dos metros cedidos. Salían de la rotonda en cabeza los tres chicos y lanzaban el corto sprint cayendo esta vez para Adrián con nuestro Samu en segundo lugar. Guille intentaba hasta el último momento restar los metros de desventaja con Mateo sin éxito y terminaba en quinta posición.

Con la conclusión de esta carrera sólo nos quedaba a la expedición la carrera de Infantiles con participación Coque, momento aprovechado para el reparto del avituallamiento para los peques. Y para hacer un pequeño recordatorio a los Infantiles “Bebed, Bebed”. La carrera de los Infantiles se afrontaba con las incógnitas de cómo saldría, quien la movería. El peso de los chicos desplazados al nacional, pese a ser sólo cuatro, marcaba mucho mentalmente a los presentes.

Tras unos primeros compases de tanteo los ataques por parte de los chicos de las diferentes Escuelas se hacían continuos y marcaban un ritmo en la prueba que descolgaba a las primeras de cambio a bastantes chicos, Martín Fernández entre ellos. El grupo de cabeza lo formaban sólo diez chicos y entre ellos Ronny y Pablo. Los dos chicos se mantenían siempre en cabeza vigilantes y respondiendo a los ataques. Martín en cola viajaba un par de vueltas en solitario, pero en su empeño pronto comenzó a recoger a todos esos chicos que se descolgaban del grupo, llegando a formarse  un quinteto que al ver como los de cabeza realizaban pequeños parones se animaban a colaborar, esto propiciaba que la distancia no fuera a mucho y les tuviera en juego en la primera parte de la prueba.


En cabeza pasaban las vueltas y todo seguía igual, con un Pablo que dejaba hacer tanto en los ataques como en las repuestas, sabedor del apoyo que podría prestar en un mal momento Ronny, el cual se mantenía siempre en el grupo aun constándole reaccionar cada vez más. El grupo de Martín no conseguía cazar y la distancia iba a más, eso sí tampoco se rompía. Llegaban a mitad de prueba y los ataques se hacían más contundentes, momento en el que Ronny gastaba sus últimos recursos en ayuda de Pablo, a quien desde las cunetas se le pedía cabeza y sangre fría. El trabajo de Ronny le fundía y a falta de tres vueltas cedía del grupo y se dejaba ir. Esto coincidía con un pequeño fraccionamiento del grupo en el que Pablo y Ramón Fernández (E.C.Viella) tomaban todo el protagonismo. “Ahora, ahora” se le pedía a los chicos. Sin embargo, detrás respondían todos en pequeñas oleadas. Tras esa pequeña escaramuza el grupo se veía reducido un poco más y la calma volvía por momentos. 

En el quinteto las fuerzas se descompensaban dejando a Martín con Daniel Sánchez (P.C.Manzanillo), quien terminaría por dejarle después de un par de vueltas. Astur Agun y Noel Camín (Las Mestas) se lanzaban hacia delante dando caza a un desfondado Ronny, que se limitaba a terminar con un pedaleo que indicaba que el chico más que competir soltaba las piernas. Pablo ya sólo en cabeza perdía por momentos la calma y se ponía a tirar, sin duda tenía buenas piernas, pera rápidamente dejaba hacer. Para la última vuelta el ritmo era de locos en busca de la cerrada revuelta que les hacía encarar a meta, todos querían salir de dicha curva entre los tres primeros. Esta revuelta les llevaba a una rápida bajada seguida de una pequeña subida, que con la velocidad se hacía como si nada. Ahí Pablo salía ya primero seguido de Pelayo Sánchez (P.C.Manzanillo), Yerai Martínez (Nava 2000) y Ramón Fernández (E.C.Viella). Con las ganas de triunfo que traía el chico y los ánimos de la expedición desde las cunetas Pablo se lanzaba en busca de la rotonda previa a meta, salía de ella y rompía el tiempo en un corto y potente sprint con los otros tres chicos. Al final la posición tomada previamente y su buen hacer le daban la victoria. Terminábamos la mañana con alegría por Pablo, pero también por el comienzo del resurgir de Ronny tras casi un año parado, y como no, de la lucha y determinación que Martín día a día empieza a ganar.

Como ya hemos dicho tras la entrega de trofeos llegó la mejor parte del día para los pequeños deportistas, la paella, los coches de choque, las colchonetas, los hinchables, etc. 




Gran día de ciclismo y juegos, y como muestras estos dos enlaces con fotos parte I (aquí) parte II (aquí) y las clasificaciones (aquí).

.